San Diego, California(PH) El pasado 22 de mayo se celebró en San Diego, California, la Reunión Plenaria del Grupo Binacional México-Estados Unidos sobre Puentes y Cruces Internacionales. Éste es, desde 1983, el foro oficial de planeación, diálogo, negociación y concertación de acuerdos en materia de infraestructura fronteriza entre México y Estados Unidos. El encuentro fue copresidido por Ana Luisa Fajer, Directora General para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, y Rachel Poynter, Coordinadora de Asuntos Fronterizos México-Estados Unidos del Departamento de Estado de Estados Unidos.


En un ambiente de respeto mutuo y cooperación, se abordaron proyectos de infraestructura de los diez estados fronterizos, destacando la expansión y modernización del puerto de entrada Tijuana-San Ysidro (Baja California-California); la construcción de un segundo cuerpo en el puente internacional Ignacio Zaragoza-Veterans, entre Matamoros y Brownsville (Tamaulipas-Texas), que será concluido en diciembre del presente año, y la construcción del nuevo Puente Ferroviario Matamoros-Brownsville (Tamaulipas-Texas), primero en su tipo en poco más de un siglo, que se prevé inicie operaciones en octubre.

Por otro lado, el 23 de mayo tuvo lugar en esta misma ciudad el Taller sobre Financiamiento de Proyectos Fronterizos. Formó parte de la estrategia para explorar mecanismos para el establecimiento de Asociaciones Público-Privadas y para analizar la viabilidad de financiar infraestructura fronteriza a través de ellas. Fue copresidido por Raúl Murrieta Cummings, subsecretario de Infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México, y por Susan Kurland, subsecretaria de Aviación y Asuntos Internacionales del Departamento de Transporte de Estados Unidos.

Los Gobiernos de México y Estados Unidos refrendan su compromiso de llevar a cabo las acciones necesarias para asegurar que la frontera común sea una región segura, eficiente y competitiva, objetivo plasmado en la Declaración entre México y Estados Unidos para la Administración de la Frontera del Siglo XXI.